Sefarad no es España, y nunca lo fue

En el prefacio de la edición de la Guía de Perplejos recientemente adquirida, en una de las primeras páginas, el traductor habla de “Maimónides el español“, de cómo los rasgos del venerable sabio refuerzan su “españolidad“.

Seguramente se deba al error de asimilar Sefarad a España, y la manía de ‘secuestrar’ los grandes logros de la época dorada del judaísmo sefardí para venderlos como españoles. Pero hay que tener bien claro que Sefarad no es España, ni España es Sefarad. Sefarad no está en España, ni España está donde un tiempo estuvo Sefarad.

Cuando lo que mucho después se conoció como Sefarad hervía, España, o mejor su idea primigenia, no estaba aún concebida. No es hasta unos 300 años tras la muerte de Maimónides que la primera versión de España, la de los Reyes Católicos, se hace realidad.

Y cómo se hace realidad la primera versión de España? España se hace realidad con la conquista de Al-Andalus, la uniformización de la cultura (católica), la expulsión de los judíos y la imposición de ésta única cultura a los que quedaron.

La idea de España requirió la destrucción de la realidad de Sefarad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s